theme/images/logo-cs_1.png

CódigoCamp 2017: un encuentro para fortalecer la organización

Entre el entre el 20 y 27 de mayo se realizó en Honduras el CódigoCamp de CódigoSur, que reunió a más de 15 activistas de la región para trabajar de forma conjunta compartiendo visiones y saberes.

El CódigoCamp fue impulsado invocando a las guardianas de la tierra, a las fuerzas protectoras de los bosques y el agua, a los espíritus de nuestras hermanas y compañeras Berta Cáceres y Bety Cariño quiénes dieron su vida por la causa de la libertad y la dignidad de los pueblos.

La idea del Camp fue resolver Issues en diferentes áreas técnicas y no técnicas. Con metodologías ágiles y enredados en la educación y la comunicación popular, generamos un espacio de trabajo basado en la colaboración. Además buscamos una convivencia entretenida y divertida, dónde disfrutamos de compartir un espacio de trabajo y compromiso social.

El CódigoCamp también es un espacio seguro para mujeres y comunidad LGBTI. Generamos un espacio de confianza y seguridad, donde nos cuidamos y nos protegemos entre todas y todos. El CódigoCamp es un espacio diverso e inclusivo, libre de acoso.

Luego de 7 días de compartir trabajo y experiencias, las personas participantes compartieron unas líneas sobre el espacio. Aquí los dejamos de forma anónima:

Desde Costa Rica:

En lo personal me sentí como en casa a pesar de estar a mas de 600 km de ella, por primera vez y con algunas personas que no conocía. Pero que compartimos valores similares. También compartimos el aprecio por las tecnologías y cultura libre.

No solo usarlas por que son geniales, libres, seguras, no nos espían, etc. Si no usarlas para mejorarlas, crear nuevas tecnologías y promover la cultura libre. Esto para ayudar a colectivos y personas defensoras de los derechos humanos y la libertad en general.

Desde el primer día del Camp la pasé muy feliz. Espero participar pronto con el colectivo. Abrazos.

EFE
__

Luego de varios años siendo parte de la comunidad codigosuril, es hasta este camp que logro identificar claramente mi aporte a la colectiva y a las organizaciones y movimientos sociales desde la trinchera tecnológica.

El abstracto que me representaba la tecnología se me hizo familiar, entendible y amigable, ya que todas las personas que participaron en el camp me aportaron su conocimientio y desde las buenas vibras me ayudaron a comprender.

Todo el camp fue crear en común desde otras narrativas, desde la compresión y el respecto. Entendernos, respetarnos y apoyarnos, fortalecer y ampliar el bien común para el bien de todes, eso que el capital no quiere que hagamos.

EME

Desde Chile:

Cuando llegué a la primera red libre, guiado por un chasqui que tocaba la kena en el tren a Tigre, las redes eran ferroviarias, fluviales. Pero pronto se crimpeaban en cables de red, en antenas hechas de botellas, en protocolos con los que volábamos como murciélagos inalámbricos. Subieron de frecuencia luego, de kilometraje, y de hondura, entrar al sótano del pabellón argentina, y, mediante yemanyá, salir al caribe sur.

No me extraña entonces que las redes se tejan sin cables, más que para saltarlos, sin mejor aplicación de mensajes que malabares; creo que las redes no ocupan pantallas pero sí nuestros ojos y orejas, y por cierto mucha más piel que la de los dígitos. La sesión expiró ya, y a pesar de la sensación de timeout, creo que sí hay qué persistir en la base de la colectiva.

En vez de separarse nuestros hilos por tareas, se trenzaron orgánicamente en la confluencia de nuestros procesos, una trenza maría hilvanando dos grandes temas, diría, género y cuerpo, bueno y también tecnología.

ERRE

Desde Argentina:

Encontrarnos. Darnos un espacio para mirarnos. Sonreirnos. Hablarnos. Convivir. Con el desafío de aprender y resolver problemas, y pensar colectivamente.

Tuve la posibilidad de acercarme a descubrir los mundos de esa otredad. Sentí una energía colectiva impresionante porque pasaban muchas cosas al mismo tiempo y todas se ordenaron en sintonía. No se forzó nada, la colectiva decidió cada día y cada actividad. Sentí que el esfuerzo de tantos meses de preparación, de tantos años de trabajo anteriores, fueron compartidos y retroalimentados honestamente, cara a cara, jugando y abrazándonos.

Creo que los camp transforman la dinámica de CódigoSur y lo hacen más rico por incluir las miradas y experiencias de una diversidad de personas que buscamos formas de construir otros mundos. Este CódigoCamp ha sido una celebración y gracias a todes por compartirlo.

ESE

Desde Honduras:

Una semana en el Código Camp la alegría de la llegada, encontrar la forma de comenzar y hacer confianza, el primer día pasamos por la escuela Satuye “líder del pueblo Garífuna Joseph Satuye, murió hace 215 años, en combate, Satuye luchó permanentemente contra el imperialismo Británico y su pretensión de apoderarse del último bastión del pueblo Caribe (Kalinagus  y Garífunas) en las Antillas menores.” compartiendo las resistencias de los monopolios turísticos y de la privatización.

Un Código Camp recargado de juegos, tareas de programación, administración de servidores, diseño web, historias centroamericanas, cultura, genero, identidad, comida rica y muchas risas. Pasamos momentos de trabajo colaborativo y cooperativo, utilizando metodologías de educación popular y herramientas de software libre que nos facilitan el trabajo y nos hacen más felices haciendo nuestro trabajo para aportar a un movimiento social y a organizaciones que son por las cuales nos vemos motivadas a seguir dando la batalla en este territorio tecnológico.

ENE
__

Desde las diferentes capacidades y espacios colaborativos compartidos durante una semana en el CAMP me genero grandes reflexiones que permiten ver más claramente el hecho que realizar tecnología y herramientas digitales también tienen un posicionamiento político, y es lo que me motiva a seguir esta ruta.

Lo más especial que pude llevarme fueron los espacios construidos con cada compa que aportaba en la cotidianidad, desde la comida pasando mucho tiempo en las compus y la playa que hicieron del CAMP una experiencia inolvidable. Una semana que nos marca para bien.

Gracias a cada una de lxs compas por darme la posibilidad de que esto se llevara a cabo, sin duda desde lo territorial también genero una nueva era en lo particular para mi. La colectividad durante esta semana es ahora oxigeno para seguir adelante.

DE

Desde Guatemala:

De experiencia en experiencia he venido saltando, las grandes jornadas académicas han sido de a diario, aburrida de tanta cabeza y poco corazón me he ido alejando de esa rigidez. Pocas, pero suficientes, veces me he encontrado en espacios de trabajo colaborativo donde las dinámicas giran alrededor de la confianza, seguridad, igualdad, diversión y horizontalidad.

Es rico encontrarse con gente que siente, se divierte y se organiza desde el diálogo. Ir más allá de la pensamiento positivista y de los estándares de trabajo que el sistema capitalista nos ha impuesto es un enorme reto, es hackear el cuerpo y la mente; es hacer ejercicios al levantarme, expresar cómo me siento, reír, abrazar, jugar y otras tantas cosas.

Crear espacios seguros, feministas, divertidos, corporales y de confianza es difícil, encontrarlos es aún más, pero cuando se dan son oasis energéticos para seguir construyendo y aprendiendo; como Calvino describe a cada ciudad, así les relato y así les siento a la distancia, vivas.

EME

Desde El Salvador:

Diversidad en armonía fue la que encontré en el CódigoCamp de CódigoSur, una mezcla exótica entre lo tecnológico y lo anárquico. Pensar en que desde tecnologías libres se puede acuerpar diferentes movimientos sociales y de esa forma fortalecer sus estructuras desde la distancia larga en geografía y corta en bytes te hace sentir un calorcito en el corazón muy especial y único. Conocer y ser parte de este movimiento me permitió ampliar mis horizontes en conocimientos tanto técnicos como sociales como en mis dinámicas de comunicación con otras corrientes de pensamiento.

Mi corazón queda agradecido y comprometido para seguir construyendo desde mis conocimientos hacia lo colaborativo para el bien común de las personas. Muy agradecida con el destino que me permitió compartir esta experiencia y de la oportunidad de haber conocido a cada asistente al Código Camp.

KA

Última modificación: 26 de diciembre de 2017 a las 14:47

Hay 0 comentarios

captcha
Servicios
Diseño y hosting personalizados. Streaming, Mumble, mailing y mucho más para tu organización.
Colabora
Desarrolla, diseña, escribe. Se parte de Código Sur.
Donaciones
Aceptamos Faircoin, Bittcoins y otras criptomonedas. También por paypal.
Informativo Código Sur
Suscríbete al informativo de Código Sur y conoce todas las novedades de nuestra organización.
ALIANZAS ESTRATÉGICAS
Tecnología: CódigoSur.